De Guerrero a capitaneado

“La luna me está mirando y acariciándome el pelo…”

Capitán Veneno

Si el Capitán comenzó así es porque no hay una forma mejor de hacerlo y yo me defino muy bueno copiando.

No, incluso ¡NO!

Esto no va de él ni de casi mí, ni de ustedes, ni de nosotros,… de hecho me atrevo a firmar afirmando que no tengo ni idea de cómo acabará. Tal vez baste con un ‘chin pum’, tal vez con un ‘he dicho’ o quizás con un ‘amén’. Igualmente os digo que 3 puntos suspensivos pueden mantener el suspense para próximas entregas si entregado a la escritura, mi entrega no es suficiente mercancía.

Comenzamos, comienzo, comienza Capitaneados…

Atrás quedaron amagos de blogs, webs y devaneos constantes entre el quiero y no puedo, entre el puedo y no quiero; ahora quiero y puedo; queremos, PODEMOS, y lo haremos. Así sin más.

  Atrás quedó aquella bendita Morada que tanto cobijo e incluso gloria nos dio. Muy atrás… éramos esa juventud incipiente que, en su afán por escribir, le escribió a lo divino y a lo humano, a lo celestial y sobre todo a lo terrenal. Ahora, esa juventud quedó atrás, en lo físico y en lo cuantitativo, pero aquella batalla de coplas donde verdugo y condenado era la misma persona y que ya estaba muy visto, regresa para seguir conquistando victorias en guerras de guerrillas perdidas.

Capitaneados y con veneno, ¿os suena verdad? Ojalá un 0,00000000001% de su maestría y literatura se derramen en estas líneas y lleguen a enamorar a parias, inmortales, millonarios y a todos los condenados… ¿Condenados? ¿He escrito condenados? Pues….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s