Entrevista a Ray A. Cazorla

Tras el artículo que le dedicamos al nuevo embajador de La Paz de la ONU, se dice pronto, ¿verdad?, ahora os presentamos la entrevista que nos concedió. Todo un honor y un placer poder intercambiar unas palabras con una de esas personas que merece la pena conocer.

Disfrútenla:

Cuéntenos, ¿quién es Ray Cazorla?

Ilusionado, apasionado y motivado en ser parte optimista del cambio que precisa nuestro planeta. Me considero emprendedor por naturaleza, con experiencia en proyectos educativos, proyectos sociales y generación de transferencia del conocimiento. Padre de Andrea (18 años) y Gabriel (10 años), casado hace 20 años con mi mejor amiga, compañera y confidente (Esther). Me encanta practicar bicicleta de montaña pues me conecta de manera directa con la naturaleza y me permite respirar aire puro. Amante de las buenas conversaciones y de rodearme de buenas personas.

¿Qué siente al ser nombrado embajador de La Paz de la entidad Inspad entidad relacionada con la ONU?

Sin duda esta noticia llega en un momento complicado, el planeta polarizado, pues por un lado nos hallábamos sucumbidos por la pandemia del Covid y por otra parte, una protesta mundial vuelve a las calles en una declaración absoluta de rechazo hacia la discriminación racial. Por lo tanto que esta entidad que persigue y promueve el trabajo en beneficio de La Paz de todos los pueblos, es hoy una gran responsabilidad pues según podemos observar hay heridas abiertas que debemos darles solución. Y no depende solo de los gobiernos o políticos, cada vez más la sociedad civil somos un engranaje entre lo público y lo privado. ¿Creer es crear? Siento que si creemos que podemos cambiar las cosas, lo haremos.

De todas las acciones solidarias que ha fomentado o participado, ¿de cuál se siente más orgulloso?

Sin duda pienso en las miles de personas que han acudido a nuestros congresos y cumbres, quizás no es un proyecto social directo pero si tenemos en cuenta que muchas de todas estas personas salen fortalecidas a cambiar el mundo, hemos multiplicado las opciones hacia la balanza en positivo. Por otro lado la ayuda a la cooperación humanitaria, más aún en medio de esta pandemia pues he podido ayudar a países como Colombia, Brasil, España, Perú y Panamá a disponer de material sanitario. Hay que recordar que estos países son extremadamente más vulnerables y que precisan de más ayuda.

¿Cree que vivimos en un mundo solidario?

En cierta manera la pandemia ha sacado a la luz héroes sin capa, personas que apenas disponen de patrimonio que sentían la necesidad de ayudar. Ha sido para mí un chute de humildad y sobre todo, una radiografía de que el ser humano puede salvarse así mismo si tenemos la convicción necesaria.

¿Cómo podríamos mejorar nuestro entorno?

El primer paso es crear una gobernanza global que palie el defecto de querer limitar o poner fronteras a todos los países del mundo en situaciones adversas. Si algo ha quedado claro en estos meses es que ¿el mundo vive la mayor crisis de liderazgo?. Por lo tanto falta mucho por lograr, debemos tener en cuenta que el COVID19 solo es una sombra de lo que puede producir los efectos del cambio climático o de otros grandes desafíos a los que se enfrenta la humanidad en este nuevo milenio. Unión, progreso y altas dosis de humanismo… mejor dicho replicó una palabra de mi colega el Doctor Jesus Martínez Linares que es uno de los expertos más relevantes en la lucha contra el cambio climático, y es ¿planetarismo?. Recordemos esta palabras pues va cobrar mucha fuerza en estos años.

¿Cómo lleva ser una persona tan importante e influyente de EEUU?

Pues sinceramente no me considero en absoluto un referente de nada y menos aún en Estados Unidos. Son las causas las que de alguna manera me han llevado a poder trabajar en proyectos que tienen cierto impacto mediático, pero considero que hay miles de líderes que trabajan desde la sombra y que son sin duda ese tipo de personas sistémicas llamadas a trabajar para mejorar las cosas.

¿Qué siente al ser nominado al Premio Nobel de la Paz?

Me abruma solo hablar en este contexto, siento y pienso lo mismo que en la pregunta anterior. Hay muchos expertos que están trabajando arduamente en proyectos de investigación, en grandes proyectos sociales o culturales entre otros que merecen mucho más que yo este galardón. Los premios importan porque dan visibilidad a todo lo que hacemos, y eso es importante pues genera en la sociedad el ánimo de ser parte de todas estas causas.

¿Echa de menos España?

Pues vivo en Madrid, llevo viviendo en esta ciudad seis meses y he de confesar que me siento profundamente en enamorado de ella. Una ciudad abierta al mundo, llena de experiencias y de rincones mágicos allí donde vayas. Debido a mi dedicación viajo mucho para conocer a otros expertos en desarrollo social, en el entorno educativo y en la filantropía. Eso me ha permitido poder vivir donde quiero y tener siempre una maleta preparada para ir allí donde existan oportunidades.

Se le reconoce más fuera que en su país de nacimiento, ¿cómo lo interpreta?

Sigo pensando y cada vez más que debemos hacer y después ser, vivimos en un mundo mediático que está subyugado a las nuevas tecnologías. Y esto nos pone en una situación de impacto directo e inmediato que repercute en todo aquello que hacemos. Los reconocimientos pueden llegar a ser un círculo vicioso que está situado en el epicentro del ego, por eso debemos centrar el tiro en ¿hacer?, ser exponenciales en todo nuestro desarrollo y conectar con buenas personas que tengan las mismas inquietudes. Es una fórmula mágica que unidas entre sí forman el mejor de los reconocimientos.

¿Está el mundo preparado para todo lo que viene?

Hemos de tener en cuenta que esta década representa una polarización entre oportunidades y desafíos. Sí, las nuevas tecnologías son hoy por hoy la caja de Pandora. Vamos de lleno hacia la singularidad tecnológica la cual nos va permitir observar en zona vip, nuevos inventos, nuevos tratamientos médicos, nuevas tecnologías aplicadas a la mejora de soluciones complejas… pero también nos enfrentamos a grandes desafíos que, de no ser trabajados, van a poner en jaque a nuestra generación y a las generaciones venideras. Hay que seguir trabajando en la ética del desarrollo, lo social es rentable y desde lo social donde podemos permitir que caminemos a la misma velocidad. Hoy hay quizás menos hambre en el mundo que nunca, pero los datos están ahí y es que han vuelto los rebrotes de la Pobreza extrema que perjudica a más de la mitad de la población humana. Y eso nos aleja de llegar a ser un mundo igual y más justo, solo hay que viajar un poco para darse cuenta que para nada este planeta está en una situación de cantar ¡Victoria!.

¿Qué falla en la educación de los jóvenes?

Pues creo que hay que llegar a los valores humanos, esos valores primitivos que van quedando obsoletos y en desuso. La gente joven quiere ayudar y debemos ser nosotros los que les demos las herramientas necesarias para que lo logren. No les hemos puesto en una situación muy óptima que digamos, por lo tanto, que menos que trabajar codo a codo en inspirarles desde la base a que se conviertan en agentes de cambio. Y cuando digo agentes de cambio me refiero a que sean ciudadanos comprometidos, pues los problemas que hoy afectan a la raza humana vamos a tener que trabajarlos con los elementos tos que tenemos. Así pues son los jóvenes la gran esperanza pues están llamados a hacer el bien y a lograr grandes cosas.

¿Tortilla con cebolla o sin cebolla?

Jajajaja, los detalles cuentan, así que con cebolla. Y además si es hecha con cariño pues que sea doble ración.

Racismo, Xenofobia… ¿Cómo acabar con ello?

Falta liderazgo, esto nos lleva a ver en todos los medios de comunicación de lo malo lo peor. El caso de Floyd solo ha abierto una herida que lleva décadas en la sombra y que ha resurgido por la conmoción social de todos los que no estamos de acuerdo (que somos muchos), en que existan a día de hoy situaciones tan lamentables como estas. Venimos de una era anterior llena de guerras que marcaron gravosamente la autoestima de la población mundial. No debemos perder la memoria, no hace muchos años un tirano exterminó a millones de personas basado en un contexto xenófobo y racial. ¿No hemos aprendido nada de todo eso?… falta recordar en las aulas de donde venimos y que eso nos enseñe el mejor camino allí donde estemos predestinados a ir.

Cuéntenos cómo vivió el asesinato de George Floyd y todas las movilizaciones que ha habido como consecuencia de este hecho.

Incrédulo veía que en medio de la mayor pandemia de este siglo, de las miles de muertes que se estaban produciendo diariamente por el virus, la gente salía aún así a las calles a manifestarse en contra de ese acto deshumanizado de una persona cualquiera. Y digo una persona cualquiera porque no representa para nada a todo un colectivo, si que saca a la luz que existe esta amenaza y ha puesto encima de la mesa una discusión a la que debemos darle toda la importancia debida. Gracias a las redes sociales hoy nada pasa desapercibido, y esa es una señal de esperanza pues esta globalización permitirá que el descontento social se personifique contra las desigualdades que afectan a este planeta.

En España se vieron la imágenes de muchos deportistas implicados en la causa y apoyando las manifestaciones tras lo sucedido pero, ¿realmente ve usted una implicación importante de estos deportistas en el día a día?

Pues no lo sé, quiero pensar que un mundo mejor es posible y solo será posible si logramos crear una sociedad más justa que lucha contra las desigualdades, que luche contra el cambio climático y sobre todo que promueva la unión de todos los pueblos en paz. Y aunque suene a teoría, sí debemos acudir a los deportistas, actores o personas reconocidas para que esto revierta en el ánimo constructivo de la gente, yo al menos lo aplaudo y lo apoyo.

Para terminar esta maravillosa entrevista y antes de que nos responda, darle las gracias por todo. Si es posible, una frase que defina el concepto de PAZ.

Seamos nosotros el cambio que queremos ver en el mundo, el momento es ahora. Es una reflexión del presidente Obama que hago mía y que me sirve para entender que entre todos podemos hacer de nuestro hogar, un lugar mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s