Sonríe

Sonrío ahora, sonrío al acostarme y sonrío al despertar por la mañana. También sonrío cuando salgo de casa, cuando llego al supermercado o hablo con mis vecinos. Sonrío estando solo en mi cuarto y hasta le sonrío a las máquinas de mi trabajo.

Sonrisa ahora y sonrisa mañana, así todos los días, por tanto también sonreí ayer. Una expresión de la cara, una mueca a veces invisible que surge de mil maneras posibles. Y que ella sola es capaz de expresar y transmitir infinidad de sentimientos.

Un simple gesto que alegra el alma y en su temporalidad alivia el dolor y los sinsabores sufridos. Tan simple que en su rescate seduce el mal propio llegando hasta el ajeno. Haciendo de su duración un regalo divino que debería ser eterno.

Por supuesto no siempre fue así, no siempre la sonrisa me acompañó, porque parece que eso no es posible, pero ahora sí y por ello la disfruto.

Esperando que dure e intentando que en mi día a día esté siempre presente, aunque a veces sea disfrazando sentimientos menos placenteros.
Con su presencia todo se lleva mejor, todo se hace más factible, tanto para uno como para la gente que te rodea. Porque hay gente que necesita tu sonrisa para poder sonreír.

Por eso cada vez que puedas, sonríe y ¡sonríe siempre! Aunque sea debajo de una mascarilla…

Un comentario

  1. Toda persona necesita de la sonrisa para hacer más agradable el día a día ( y que poco cuesta ). Mejora tu cara y la del otro y hasta con mascarilla, los ojos te delatan cuando sonríes. Que bonito y difícil es hacer lo fácil.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s