Terminas allá donde empiezas

Eso dicen los entendidos en la materia; yo, sin embargo, veo infinitas demostraciones que no confirman dicha regla.

Terminas justo cuando empiezas; comienzas en el preciso instante y lugar en el que concluyes, y todo casi sin ser posible apreciarte con los sentidos.

Conceptos en paralelo a ti intentan ser tú sin serlo, te imitan llevándote a la parodia, al chascarrillo barato pero sin ser consciente ni consecuente. Eres tan difícil…

Mucho se habla -de manera vacía en la inmensidad de los casos- de ti. Muchos, demasiados, se matan por ti e incluso matan supuestamente por ti. Mienten…

Un lujo que casi nadie puede permitirse o algo similar escribió el profesor Aragón y cuánta razón tenía… Eres tan difícil…

Y lo eres porque no existes. Eres etérea por definición; excusa por utilización; objetivo inalcanzable para el ser humano actual e incluso para los que nos precedieron pisando lo que nosotros pisamos ahora.

¡No os engañéis! Que nadie te engañe y sobre todo, no te engañes a ti mismo. Vivimos enganchados, conectados, explotados por la sociedad, por nuestros pensamientos. Vivimos sobre unos raíles marcados y nadie puede descarrilar sin ser penalizado.

¿Libertad? Y un carajo para todos nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s